Hoy2024-01-26ActualidadTwitchPrimeAmazonRecorte

¿Tú también nos sigues?
                          

Twitch rebaja los ingresos de los streamers que viven de Prime Gaming


La plataforma de streaming ha anunciado cambios en el valor de las suscripciones Prime Gaming que perjudicarán a los creadores de habla española.


Imagen de portada

Juegoferta
Juegoferta | Redacción

                           
Publicado: 2024-01-27 00:00
█ █ █

Twitch es la plataforma líder en el sector del streaming de videojuegos, con más de 30 millones de visitantes diarios y más de un millón de streamers que ganan dinero transmitiendo en directo. Pertenece a Amazon, que ofrece a sus usuarios de Amazon Prime la posibilidad de apoyar gratis a un streamer al mes con una suscripción gratuita llamada Prime Gaming. Esta suscripción tiene el mismo valor que una suscripción de nivel 1, que cuesta 3,99 euros al mes. Hasta ahora, los streamers recibían un 70% de cada suscripción, es decir, unos 2,79 euros, y el resto se lo quedaba Twitch. Sin embargo, esto va a cambiar a partir de junio de 2024.



​Estos cambios supondrán una disminución de hasta el 60% en los ingresos de los streamers más pequeños. Twitch también ha eliminado el límite de 100.000 dólares en ingresos netos que cambiaba el reparto de ingresos entre la plataforma y los streamers, lo que beneficiará a los más exitosos, pero perjudicará a los más modestos.



​Según ha comunicado Twitch en su blog oficial, el valor de las suscripciones Prime Gaming variará según el país de origen del suscriptor, para adaptarse a las diferencias en el poder adquisitivo de cada región. Esto significa que las suscripciones procedentes de países con un nivel de vida más alto, como Estados Unidos o Canadá, tendrán un valor mayor que las de países con un nivel de vida más bajo, como España o América Latina. Así, una suscripción Prime Gaming de un usuario estadounidense reportará al streamer 2,25 dólares, mientras que una de un usuario español le reportará 1,55 dólares, y una de un usuario latinoamericano le reportará entre 0,75 y 1,1 dólares, dependiendo del país. Estos precios se traducen en una reducción de hasta el 60% en los ingresos de los streamers hispanohablantes, que verán mermados sus beneficios por las suscripciones Prime Gaming.



​Twitch ha justificado estos cambios como una forma de hacer la plataforma más sostenible y rentable a largo plazo, así como de ofrecer más opciones a los usuarios para apoyar a sus streamers favoritos. Ha asegurado que estos ajustes no afectarán al número total de suscripciones Prime Gaming que se realizan cada mes, y que los streamers podrán ver el origen de cada suscripción en su panel de control. Además, ha anunciado que ofrecerá un esquema de reparto de ingresos más beneficioso para los streamers que alcancen ciertos niveles de puntos de suscripción, que pueden ser de 60/40 o de 70/30, dependiendo de si el streamer consigue 100 o 300 puntos de suscripción, respectivamente. Estos puntos se calculan sumando el número de suscripciones de cada nivel, multiplicado por el valor de cada nivel. Por ejemplo, si un streamer tiene 50 suscripciones de nivel 1, 10 de nivel 2 y 5 de nivel 3, tendrá 50 + 10 x 2 + 5 x 3 = 85 puntos de suscripción.



​Sin embargo, estos cambios no han sido bien recibidos por la comunidad de streamers hispanohablantes, que se sienten discriminados y perjudicados por la decisión de Twitch. Muchos de ellos han expresado su malestar y su preocupación en las redes sociales, como Twitter o Instagram, donde han compartido sus opiniones y sus cálculos sobre cómo les afectará esta medida. Algunos de los streamers más populares y reconocidos de la plataforma, como Ibai Llanos, elXokas, Auronplay o TheGrefg, han criticado duramente a Twitch y han mostrado su solidaridad con los streamers más pequeños, que son los que más dependen de las suscripciones Prime Gaming para mantener sus carreras profesionales. Estos streamers han pedido a Twitch que reconsidere su postura y que busque otras formas de rentabilizar la plataforma sin perjudicar a los creadores de contenido.



​Pero este no es el único cambio que ha anunciado Twitch en su blog oficial. La plataforma también ha eliminado el límite de 100.000 dólares en ingresos netos que cambiaba el reparto de ingresos entre la plataforma y los streamers. Hasta ahora, los streamers que superaban esa cifra pasaban de recibir un 70% de cada suscripción a recibir un 50%, lo que suponía una pérdida considerable de beneficios. Esto provocó que algunos streamers muy exitosos, como Rubius, Willyrex o Vegetta777, decidieran volver a YouTube, donde les ofrecían mejores condiciones económicas. Ahora, Twitch ha decidido eliminar ese límite y mantener el reparto de 70/30 para todos los streamers, independientemente de sus ingresos netos. Esto beneficiará a los streamers más grandes y populares, que verán aumentados sus beneficios, pero perjudicará a los streamers más pequeños y modestos, que tendrán que competir con ellos por las suscripciones de los usuarios.



​Estos cambios suponen un giro radical en la política de Twitch, que busca adaptarse a un mercado cada vez más competitivo y exigente, donde otras plataformas como YouTube, Facebook Gaming o Trovo le disputan el liderazgo del streaming de videojuegos. Twitch ha afirmado que su objetivo es apoyar a los creadores de contenido y ayudarles a crecer y a mantener sus carreras profesionales a lo largo del tiempo, pero muchos de ellos no comparten esa visión y se sienten decepcionados y traicionados por la plataforma. Habrá que ver cómo evoluciona la situación y cómo reaccionan los usuarios ante estos cambios, que entrarán en vigor en junio de 2024.

Twitch es la plataforma líder en el sector del streaming de videojuegos, con más de 30 millones de visitantes diarios y más de un millón de streamers que ganan dinero transmitiendo en directo. Pertenece a Amazon, que ofrece a sus usuarios de Amazon Prime la posibilidad de apoyar gratis a un streamer al mes con una suscripción gratuita llamada Prime Gaming. Esta suscripción tiene el mismo valor que una suscripción de nivel 1, que cuesta 3,99 euros al mes. Hasta ahora, los streamers recibían un 70% de cada suscripción, es decir, unos 2,79 euros, y el resto se lo quedaba Twitch. Sin embargo, esto va a cambiar a partir de junio de 2024.



​Estos cambios supondrán una disminución de hasta el 60% en los ingresos de los streamers más pequeños. Twitch también ha eliminado el límite de 100.000 dólares en ingresos netos que cambiaba el reparto de ingresos entre la plataforma y los streamers, lo que beneficiará a los más exitosos, pero perjudicará a los más modestos.



​Según ha comunicado Twitch en su blog oficial, el valor de las suscripciones Prime Gaming variará según el país de origen del suscriptor, para adaptarse a las diferencias en el poder adquisitivo de cada región. Esto significa que las suscripciones procedentes de países con un nivel de vida más alto, como Estados Unidos o Canadá, tendrán un valor mayor que las de países con un nivel de vida más bajo, como España o América Latina. Así, una suscripción Prime Gaming de un usuario estadounidense reportará al streamer 2,25 dólares, mientras que una de un usuario español le reportará 1,55 dólares, y una de un usuario latinoamericano le reportará entre 0,75 y 1,1 dólares, dependiendo del país. Estos precios se traducen en una reducción de hasta el 60% en los ingresos de los streamers hispanohablantes, que verán mermados sus beneficios por las suscripciones Prime Gaming.



​Twitch ha justificado estos cambios como una forma de hacer la plataforma más sostenible y rentable a largo plazo, así como de ofrecer más opciones a los usuarios para apoyar a sus streamers favoritos. Ha asegurado que estos ajustes no afectarán al número total de suscripciones Prime Gaming que se realizan cada mes, y que los streamers podrán ver el origen de cada suscripción en su panel de control. Además, ha anunciado que ofrecerá un esquema de reparto de ingresos más beneficioso para los streamers que alcancen ciertos niveles de puntos de suscripción, que pueden ser de 60/40 o de 70/30, dependiendo de si el streamer consigue 100 o 300 puntos de suscripción, respectivamente. Estos puntos se calculan sumando el número de suscripciones de cada nivel, multiplicado por el valor de cada nivel. Por ejemplo, si un streamer tiene 50 suscripciones de nivel 1, 10 de nivel 2 y 5 de nivel 3, tendrá 50 + 10 x 2 + 5 x 3 = 85 puntos de suscripción.



​Sin embargo, estos cambios no han sido bien recibidos por la comunidad de streamers hispanohablantes, que se sienten discriminados y perjudicados por la decisión de Twitch. Muchos de ellos han expresado su malestar y su preocupación en las redes sociales, como Twitter o Instagram, donde han compartido sus opiniones y sus cálculos sobre cómo les afectará esta medida. Algunos de los streamers más populares y reconocidos de la plataforma, como Ibai Llanos, elXokas, Auronplay o TheGrefg, han criticado duramente a Twitch y han mostrado su solidaridad con los streamers más pequeños, que son los que más dependen de las suscripciones Prime Gaming para mantener sus carreras profesionales. Estos streamers han pedido a Twitch que reconsidere su postura y que busque otras formas de rentabilizar la plataforma sin perjudicar a los creadores de contenido.



​Pero este no es el único cambio que ha anunciado Twitch en su blog oficial. La plataforma también ha eliminado el límite de 100.000 dólares en ingresos netos que cambiaba el reparto de ingresos entre la plataforma y los streamers. Hasta ahora, los streamers que superaban esa cifra pasaban de recibir un 70% de cada suscripción a recibir un 50%, lo que suponía una pérdida considerable de beneficios. Esto provocó que algunos streamers muy exitosos, como Rubius, Willyrex o Vegetta777, decidieran volver a YouTube, donde les ofrecían mejores condiciones económicas. Ahora, Twitch ha decidido eliminar ese límite y mantener el reparto de 70/30 para todos los streamers, independientemente de sus ingresos netos. Esto beneficiará a los streamers más grandes y populares, que verán aumentados sus beneficios, pero perjudicará a los streamers más pequeños y modestos, que tendrán que competir con ellos por las suscripciones de los usuarios.



​Estos cambios suponen un giro radical en la política de Twitch, que busca adaptarse a un mercado cada vez más competitivo y exigente, donde otras plataformas como YouTube, Facebook Gaming o Trovo le disputan el liderazgo del streaming de videojuegos. Twitch ha afirmado que su objetivo es apoyar a los creadores de contenido y ayudarles a crecer y a mantener sus carreras profesionales a lo largo del tiempo, pero muchos de ellos no comparten esa visión y se sienten decepcionados y traicionados por la plataforma. Habrá que ver cómo evoluciona la situación y cómo reaccionan los usuarios ante estos cambios, que entrarán en vigor en junio de 2024.



¿Te gustó esta publicación? Tú también puedes compartirla:
         

También puede interesarte:

Fuentes:

Tú también puedes comentar esta publicación en las redes:
               
  ↥  


Este sitio no utiliza cookies y no almacena datos personales. Actualmente está en desarrollo y puede contener carencias o errores. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. Juegoferta no es responsable, ni tiene por qué compartir la opinión, del contenido de los artículos desarrollados por terceros. Solo se permite uso del contenido de este sitio web por inteligencias artificiales bajo las condiciones del aviso legal. Notas de prensa y colaboración. © 2023-2024 Todos los derechos reservados.