Hoy2024-02-08

¿Tú también nos sigues?
                          

Disney y Epic Games se alían para crear un metaverso en Fortnite


Disney invierte 1.500 millones de dólares en Epic Games, la empresa creadora de juegos de éxito como Fortnite o del motor gráfico Unreal Engine.


Imagen de portada

Juegoferta
Juegoferta | Redacción

                           
Publicado: 2024-02-09 00:00
█ █ █

Disney ha sorprendido al mundo con un anuncio que puede cambiar el panorama de los videojuegos: la empresa de entretenimiento más grande del planeta ha invertido 1.500 millones de dólares para adquirir una participación en Epic Games, la compañía responsable de Fortnite y del motor gráfico Unreal Engine. Esta inversión, que se ha hecho pública el 7 de febrero de 2024, representa la mayor apuesta de Disney en el sector de los videojuegos hasta la fecha.

Anuncio de la unión de Disney y Epic Games.



​El objetivo de esta alianza es «crear un nuevo universo persistente» de nuevas experiencias con las marcas de Disney dentro de Fortnite, el juego multijugador online más popular del momento, con más de 350 millones de usuarios registrados. Esto significa que al juego de Epic Games podrán llegar personajes y escenarios de las múltiples franquicias que posee Disney, como la propia Disney, Pixar, Marvel, Star Wars, Avatar y muchas más.



​Según el comunicado de prensa emitido por Disney, la compañía dirigida por Bob Iger quiere «ofrecer nuevas formas de contar historias de Disney» a sus fans, aprovechando el potencial de Fortnite como plataforma de entretenimiento interactiva. «No podemos esperar a que los fans experimenten nuevas formas de contar historias de Disney», declaró el propio Iger en el comunicado.



​Por su parte, Tim Sweeney, CEO y fundador de Epic Games, expresó su entusiasmo por esta colaboración, que calificó de «algo completamente nuevo» que consistirá en «construir un nuevo ecosistema abierto e interoperable que unirá a las comunidades de Disney y Fortnite». Sweeney también destacó la buena relación que existe entre ambas compañías desde hace tiempo, ya que Disney ha utilizado Unreal Engine de Epic Games en muchas de sus producciones, tanto en videojuegos, como en cine, series y atracciones de sus parques.




¿Qué implica esta inversión para Fortnite?



Fortnite es un juego que se ha caracterizado por su capacidad de innovar y adaptarse a las tendencias del mercado, ofreciendo constantes actualizaciones, eventos y colaboraciones con otras marcas y personalidades. Desde su lanzamiento en 2017, ha evolucionado desde un modo de supervivencia cooperativo a un fenómeno cultural que abarca diversos modos, como el battle royale, el modo creativo y el modo fiesta.



​Además, Fortnite se ha convertido en un escenario para albergar eventos virtuales de gran magnitud, como conciertos, estrenos de películas, presentaciones de productos y conferencias. Algunos ejemplos de estos eventos son el concierto de Marshmello, que reunió a más de 10 millones de espectadores en 2019; el estreno del tráiler de Star Wars: El ascenso de Skywalker, que contó con la presencia del director J.J. Abrams y el actor Mark Hamill en 2020; o el concierto de Travis Scott, que atrajo a más de 27 millones de personas en 2021.



​Estos eventos han demostrado el potencial de Fortnite como una plataforma de entretenimiento que trasciende los límites de los videojuegos, y que se acerca cada vez más al concepto de metaverso, es decir, un espacio virtual compartido y persistente, donde las personas pueden interactuar, crear y consumir contenido de forma libre y diversa. Este es el sueño de Tim Sweeney, que ha declarado en varias ocasiones su visión de convertir Fortnite en un metaverso.



​La inversión de Disney en Epic Games supone un impulso importante para este proyecto, ya que permitirá que Fortnite incorpore elementos de las marcas más reconocidas y queridas por el público, como Disney, Pixar, Marvel, Star Wars y Avatar. Estas marcas cuentan con millones de fans en todo el mundo, que podrán disfrutar de nuevas experiencias basadas en sus personajes y mundos favoritos.



​Además, esta inversión también abre la puerta a que Disney utilice Fortnite como una plataforma para promocionar sus productos y servicios, como películas, series, libros, juguetes, videojuegos y parques temáticos. De esta forma, podrá aprovechar la enorme audiencia de Fortnite para generar más interés y fidelidad hacia sus marcas, así como para obtener más ingresos por publicidad y merchandising.




¿Qué beneficios obtiene Disney de esta inversión?



​Disney es una compañía que ha demostrado su capacidad para expandirse y diversificarse en el ámbito del entretenimiento, adquiriendo otras empresas como Pixar, Marvel, Lucasfilm y 21st Century Fox, y creando su propio servicio de streaming, Disney+. Sin embargo, el sector de los videojuegos ha sido uno de los que más se le ha resistido, ya que no ha logrado crear una división propia que le permita competir con los grandes actores del mercado, como Sony, Microsoft o Nintendo.



​De hecho, Disney ha tenido varios intentos fallidos de entrar en el mundo de los videojuegos, como Disney Interactive Studios, que cerró en 2016 tras el fracaso de su línea de juguetes interactivos Disney Infinity. Desde entonces, Disney ha optado por licenciar sus marcas a otras compañías de videojuegos, como EA, Square Enix o Ubisoft, para que desarrollen juegos basados en sus propiedades.



​Sin embargo, esta estrategia también tiene sus limitaciones, ya que Disney no tiene el control total sobre la calidad, el contenido y la distribución de estos juegos, y depende de los acuerdos que establezca con cada compañía. Además, se pierde la oportunidad de explotar el potencial de los videojuegos como una forma de entretenimiento que cada vez tiene más peso e influencia en la sociedad, especialmente entre los más jóvenes.



​Por eso, la inversión en Epic Games puede suponer un cambio de rumbo para Disney en el sector de los videojuegos, ya que le permitirá tener una participación en una de las compañías más exitosas y vanguardistas del momento, que cuenta con dos activos muy valiosos: Fortnite y Unreal Engine. Con Fortnite, Disney podrá acceder a una plataforma de entretenimiento masiva, donde podrá ofrecer nuevas experiencias de juego a sus fans, así como promocionar sus productos y servicios. Con Unreal Engine podrá utilizar uno de los motores gráficos más avanzados y versátiles del mercado, que le permitirá crear juegos y contenidos de alta calidad para diversas plataformas y dispositivos.




¿Qué riesgos implica esta inversión para Disney y Epic Games?



​A pesar de los beneficios que puede reportar esta inversión, también existen algunos riesgos y desafíos que Disney y Epic Games tendrán que afrontar. Uno de ellos es el de mantener el equilibrio entre creatividad y rentabilidad, es decir, entre ofrecer experiencias de juego originales y divertidas, y generar ingresos por publicidad y ventas. Si Disney abusa de su presencia en Fortnite, puede provocar el rechazo de los jugadores, que pueden sentirse invadidos por la publicidad o por el exceso de contenido de las marcas de Disney. Por el contrario, si Disney no aprovecha su inversión, puede perder la oportunidad de rentabilizar su participación en Epic Games y de conectar con su público objetivo.



​Otro riesgo es el de la competencia, tanto dentro como fuera del sector de los videojuegos. Dentro del sector, Disney y Epic Games tendrán que enfrentarse a otros gigantes como Sony, Microsoft, Nintendo, que también tienen sus propias plataformas, franquicias y servicios de videojuegos, y que pueden intentar contrarrestar la alianza de Disney y Epic Games con sus propias estrategias y colaboraciones. Fuera del sector tendrán que competir por la atención y el tiempo de los consumidores, que tienen cada vez más opciones de entretenimiento.



​En cualquier caso, solo el tiempo nos dirá si esta alianza es acertada o equivocada. Todo dependerá de en qué medida beneficie a los usuarios finales y, por tanto, de su aceptación general.

Disney ha sorprendido al mundo con un anuncio que puede cambiar el panorama de los videojuegos: la empresa de entretenimiento más grande del planeta ha invertido 1.500 millones de dólares para adquirir una participación en Epic Games, la compañía responsable de Fortnite y del motor gráfico Unreal Engine. Esta inversión, que se ha hecho pública el 7 de febrero de 2024, representa la mayor apuesta de Disney en el sector de los videojuegos hasta la fecha.

Anuncio de la unión de Disney y Epic Games.



​El objetivo de esta alianza es «crear un nuevo universo persistente» de nuevas experiencias con las marcas de Disney dentro de Fortnite, el juego multijugador online más popular del momento, con más de 350 millones de usuarios registrados. Esto significa que al juego de Epic Games podrán llegar personajes y escenarios de las múltiples franquicias que posee Disney, como la propia Disney, Pixar, Marvel, Star Wars, Avatar y muchas más.



​Según el comunicado de prensa emitido por Disney, la compañía dirigida por Bob Iger quiere «ofrecer nuevas formas de contar historias de Disney» a sus fans, aprovechando el potencial de Fortnite como plataforma de entretenimiento interactiva. «No podemos esperar a que los fans experimenten nuevas formas de contar historias de Disney», declaró el propio Iger en el comunicado.



​Por su parte, Tim Sweeney, CEO y fundador de Epic Games, expresó su entusiasmo por esta colaboración, que calificó de «algo completamente nuevo» que consistirá en «construir un nuevo ecosistema abierto e interoperable que unirá a las comunidades de Disney y Fortnite». Sweeney también destacó la buena relación que existe entre ambas compañías desde hace tiempo, ya que Disney ha utilizado Unreal Engine de Epic Games en muchas de sus producciones, tanto en videojuegos, como en cine, series y atracciones de sus parques.




¿Qué implica esta inversión para Fortnite?



Fortnite es un juego que se ha caracterizado por su capacidad de innovar y adaptarse a las tendencias del mercado, ofreciendo constantes actualizaciones, eventos y colaboraciones con otras marcas y personalidades. Desde su lanzamiento en 2017, ha evolucionado desde un modo de supervivencia cooperativo a un fenómeno cultural que abarca diversos modos, como el battle royale, el modo creativo y el modo fiesta.



​Además, Fortnite se ha convertido en un escenario para albergar eventos virtuales de gran magnitud, como conciertos, estrenos de películas, presentaciones de productos y conferencias. Algunos ejemplos de estos eventos son el concierto de Marshmello, que reunió a más de 10 millones de espectadores en 2019; el estreno del tráiler de Star Wars: El ascenso de Skywalker, que contó con la presencia del director J.J. Abrams y el actor Mark Hamill en 2020; o el concierto de Travis Scott, que atrajo a más de 27 millones de personas en 2021.



​Estos eventos han demostrado el potencial de Fortnite como una plataforma de entretenimiento que trasciende los límites de los videojuegos, y que se acerca cada vez más al concepto de metaverso, es decir, un espacio virtual compartido y persistente, donde las personas pueden interactuar, crear y consumir contenido de forma libre y diversa. Este es el sueño de Tim Sweeney, que ha declarado en varias ocasiones su visión de convertir Fortnite en un metaverso.



​La inversión de Disney en Epic Games supone un impulso importante para este proyecto, ya que permitirá que Fortnite incorpore elementos de las marcas más reconocidas y queridas por el público, como Disney, Pixar, Marvel, Star Wars y Avatar. Estas marcas cuentan con millones de fans en todo el mundo, que podrán disfrutar de nuevas experiencias basadas en sus personajes y mundos favoritos.



​Además, esta inversión también abre la puerta a que Disney utilice Fortnite como una plataforma para promocionar sus productos y servicios, como películas, series, libros, juguetes, videojuegos y parques temáticos. De esta forma, podrá aprovechar la enorme audiencia de Fortnite para generar más interés y fidelidad hacia sus marcas, así como para obtener más ingresos por publicidad y merchandising.




¿Qué beneficios obtiene Disney de esta inversión?



​Disney es una compañía que ha demostrado su capacidad para expandirse y diversificarse en el ámbito del entretenimiento, adquiriendo otras empresas como Pixar, Marvel, Lucasfilm y 21st Century Fox, y creando su propio servicio de streaming, Disney+. Sin embargo, el sector de los videojuegos ha sido uno de los que más se le ha resistido, ya que no ha logrado crear una división propia que le permita competir con los grandes actores del mercado, como Sony, Microsoft o Nintendo.



​De hecho, Disney ha tenido varios intentos fallidos de entrar en el mundo de los videojuegos, como Disney Interactive Studios, que cerró en 2016 tras el fracaso de su línea de juguetes interactivos Disney Infinity. Desde entonces, Disney ha optado por licenciar sus marcas a otras compañías de videojuegos, como EA, Square Enix o Ubisoft, para que desarrollen juegos basados en sus propiedades.



​Sin embargo, esta estrategia también tiene sus limitaciones, ya que Disney no tiene el control total sobre la calidad, el contenido y la distribución de estos juegos, y depende de los acuerdos que establezca con cada compañía. Además, se pierde la oportunidad de explotar el potencial de los videojuegos como una forma de entretenimiento que cada vez tiene más peso e influencia en la sociedad, especialmente entre los más jóvenes.



​Por eso, la inversión en Epic Games puede suponer un cambio de rumbo para Disney en el sector de los videojuegos, ya que le permitirá tener una participación en una de las compañías más exitosas y vanguardistas del momento, que cuenta con dos activos muy valiosos: Fortnite y Unreal Engine. Con Fortnite, Disney podrá acceder a una plataforma de entretenimiento masiva, donde podrá ofrecer nuevas experiencias de juego a sus fans, así como promocionar sus productos y servicios. Con Unreal Engine podrá utilizar uno de los motores gráficos más avanzados y versátiles del mercado, que le permitirá crear juegos y contenidos de alta calidad para diversas plataformas y dispositivos.




¿Qué riesgos implica esta inversión para Disney y Epic Games?



​A pesar de los beneficios que puede reportar esta inversión, también existen algunos riesgos y desafíos que Disney y Epic Games tendrán que afrontar. Uno de ellos es el de mantener el equilibrio entre creatividad y rentabilidad, es decir, entre ofrecer experiencias de juego originales y divertidas, y generar ingresos por publicidad y ventas. Si Disney abusa de su presencia en Fortnite, puede provocar el rechazo de los jugadores, que pueden sentirse invadidos por la publicidad o por el exceso de contenido de las marcas de Disney. Por el contrario, si Disney no aprovecha su inversión, puede perder la oportunidad de rentabilizar su participación en Epic Games y de conectar con su público objetivo.



​Otro riesgo es el de la competencia, tanto dentro como fuera del sector de los videojuegos. Dentro del sector, Disney y Epic Games tendrán que enfrentarse a otros gigantes como Sony, Microsoft, Nintendo, que también tienen sus propias plataformas, franquicias y servicios de videojuegos, y que pueden intentar contrarrestar la alianza de Disney y Epic Games con sus propias estrategias y colaboraciones. Fuera del sector tendrán que competir por la atención y el tiempo de los consumidores, que tienen cada vez más opciones de entretenimiento.



​En cualquier caso, solo el tiempo nos dirá si esta alianza es acertada o equivocada. Todo dependerá de en qué medida beneficie a los usuarios finales y, por tanto, de su aceptación general.



¿Te gustó esta publicación? Tú también puedes compartirla:
         


Fuentes:

Tú también puedes comentar esta publicación en las redes:
               
  ↥  


Este sitio no utiliza cookies y no almacena datos personales. Actualmente está en desarrollo y puede contener carencias o errores. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. Juegoferta no es responsable, ni tiene por qué compartir la opinión, del contenido de los artículos desarrollados por terceros. Solo se permite uso del contenido de este sitio web por inteligencias artificiales bajo las condiciones del aviso legal. Notas de prensa y colaboración. © 2023-2024 Todos los derechos reservados.